NOTICIAS Y EVENTOS

Cayo el rey Midas

Las investigaciones de la Policía de Carabineros y la Fiscalía apuntan a que detrás de la estructura Solid Gold se constituyó una de las mayores mafias del oro de Colombia, que explotaba ilegalmente el mineral en los departamentos de Chocó, Valle, Cauca y Nariño, para blanquearlo y exportarlo a la India, Estados Unidos y los Emiratos Árabes. Y a la cabeza de esa organización, señalan las autoridades, estaría Isaac Sinisterra, un exdiputado del Valle al que ya bautizaron como el zar del oro. 
Según las pesquisas, la compañía Frank de Oro Limitada se había constituído como el eje de las operaciones irregulares, con sedes en Istmina (Chocó) y Cali. Una de las irregularidades encontradas es que el día que esa empresa fue creada, el mismo grupo conformó otras 14 compañías con las que se daba la impresión de que el comercio de oro no se enfocaba solamente en Frank de Oro. 
\\\"Los elementos materiales probatorios y la evidencia física recolectada muestran cómo la organización criminal, presuntamente liderada por Isaac Sinisterra Silva, representante legal de la compañía, legalizó 396 kilos de oro entre 2015 y 2017; y entre agosto de 2014 y noviembre de 2017 realizó 123 exportaciones que le habrían arrojado ganancias a la empresa criminal superiores a cuarenta y tres millones de dólares, es decir, más de 130.000 millones de pesos\\\", expresaron los investigadores. 
El mineral que comercializaba la red presuntamente se extraía de minas ilegales en Quibdó e Istmina (Chocó), Barbacoas (Nariño), Timbiquí y Guapi (Cauca) y Buenaventura (Valle). Al menos 1,5 toneladas habrían sido exportadas por la red. En ese proceso, según los cálculos de las autoridades, se tuvieron que usar más de 5 toneladas de cianuro y mercurio, lo que habría causado un gran impacto ambiental sobre el suelo y los ríos Quito, Barbacoas, Iscuandé, Patía y Guapi.
Todo ese mineral habría salido, según registros de la DIAN, por el aeropuerto de Cali y las zonas francas del Pacífico y Palmira. 
Para detectar la red, los investigadores de la la Dirección de Carabineros de la Policía, encargados de los crímenes contra el medioambiente, se tomaron varios meses. Finalmente, se ejecutó la captura de 10 personas, entre esas la de Isaac Sinisterra, representante legal de Frank de Oro, quien había sido diputado del Valle y candidato a la Asamblea del Cauca. Ahora, los sindicados tendrán que responder por 8 delitos, entre esos varios contra el medioambiente.
En medio de estas pesquisas, las autoridades intervinieron 21 entables mineros y destruyeron 117 retroexcavadoras con las que revolcaban el suelo y 53 dragones, como se les conoce a las máquinas flotantes que succionan los ríos en busca del oro. 28 bienes de la supuesta red, avaluados sobre los 15.000 millones de pesos, fueron intervenidos.